Estimados Padres y Apoderados:

Informamos a ustedes que durante la última semana de mayo se congregó en las afueras de nuestro colegio, al término de la jornada, un grupo de adolescentes no pertenecientes a nuestra comunidad educativa con el propósito de agredir a uno de nuestros estudiantes. Este hecho se provoca debido a un problema personal entre nuestro alumno y estas personas.

 

Frente a ello, y con el propósito de resguardar siempre a nuestros estudiantes, la Dirección del colegio en conjunto con el equipo de Convivencia Escolar declaran lo siguiente:

Como comunidad educativa rechazamos cualquier acto de violencia física o sicológica.

No aceptaremos que hechos de matonaje y cualquier tipo de agresión amedrente a nuestra comunidad educativa.

No aceptaremos que nuestros alumnos se involucren o tomen parte de actos que van en contra de los principios de nuestro Proyecto Educativo Institucional, de manera activa, como espectadores o azuzadores.

Exigiremos a nuestros alumnos que se mantengan al margen de dichos actos, a fin de resguardar SIEMPRE su integridad física.


Por otra parte, se han adoptado las siguientes medidas:

Desde el día martes 30 de mayo se ha desplegado a todo el personal del equipo de Convivencia Escolar en las afueras del colegio a fin de resguardar a nuestros alumnos y la tranquilidad de todos los integrantes de nuestra comunidad. Esta medida se mantendrá en forma permanente hasta que la situación vuelva a la normalidad.

El día jueves 1 de junio se realizó una formación con nuestros estudiantes de enseñanza media, a fin de concientizar en la actitud y el comportamiento que debe tener un alumno del colegio San Andrés, dentro y fuera de éste.

Se ha citado a los padres de aquellos alumnos y alumnas que tengan conocimiento de quienes son las personas externas que han asistido al colegio para provocar esta agresión a nuestro alumno.

Se investigará y denunciará a todo alumno que incite a la violencia y que ponga en riesgo su integridad y la de otros miembros de la comunidad educativa.

Denunciaremos cualquier acto de amenzas que sean proferidas hacia nuestros estudiantes, como a su vez, sancionaremos a aquellos alumnos de nuestra institución que realicen actos de estas características interna o externamente afectando a miembros de nuestra propia unidad educativa y/o personas ajenas a ésta.

Se realizarán las denuncias pertinentes en la 25º Comisaría de Carabineros, sonde además se ha solicitado presencia de personal de dicha unidad a la hora de salida de nuestros estudiantes (16:45 horas), con el objetivo de resguardar el orden y la seguridad de nuestros alumnos.

Además apoyaremos todas las medidas legales que adopte la familia de nuestro alumno involucrado en este hecho y dejaremos que las instituciones realicen su labor según corresponda.


Desde ya, solicitamos a nuestras familias que conversen con sus hijos para orientar y dialogar acerca de la importancia de no involucrarse en situaciones que puedan poner en riesgo su integridad física y sicológica.

Atte.

DIRECCIÓN